16 Marzo, 2022

“Las emociones son la puerta de entrada al aprendizaje” por Zachary Walker

Neurociencias al servicio de la educación

Las investigaciones en el campo de la Neurociencia han avanzado en nuestro siglo, de forma que tenemos muchos avances qu e podemos aplicar en las aulas y serán de gran ayuda en nuestra labor diaria.

Zachary Walker, experto en neurociencia: “Las emociones son la puerta de entrada al aprendizaje”

Zachar Walker es un experto que recomienda la enseñanza al par de las emociones, sobre todo las emociones que mejoran a la personas, por ejemplo la risa, una sonrisa al que acompaña un aprendizaje es como un momento inolvidable.

Es director del Departamento de Psicología y Desarrollo Humano de University College London. Perú21 entrevistó a Zachary Walker, quien propone la risa como una herramienta para mejorar el aprendizaje.

Le pregunto qué estudios siguió y me dice que aprendió a viajar, que aprendió de las culturas que ha conocido en unos 40 países donde ha trabajado. “Me ayudó mucho aprender de humanidad”, agrega. Pero aún no conoce el Perú.

Zachary Walker es director del Departamento de Psicología y Desarrollo Humano de University College London. Especialista en neurociencia, propone la risa como una herramienta para mejorar el aprendizaje. Es licenciado en Salud y Desarrollo Humano de la Universidad Estatal de Pensilvania, cuenta con una maestría en Educación de la Universidad de Alabama-Birmingham y un doctorado de la Universidad de Florida Central en Educación Excepcional. Entre otras menciones, fue reconocido como Supervisor de Graduados Sobresaliente por el Consejo de Graduados del Reino Unido y nominado para el Premio UCL Provost por la integración de la igualdad, la diversidad y la inclusión. Todo esto evitó decirlo cuando le pregunté por sus estudios y reconocimientos. Estuvo como speaker en el Congreso Internacional de Educadores de la UPC y hoy, con 46 años, trabaja, sobre todo, con estudiantes que poseen habilidades especiales.

“Mi perro está por acá, si escuchan que está ladrando, por favor, disculpen”, me dice y sonríe. En Lima es la 1 de la tarde, hora del almuerzo. En Londres son cinco horas más y el doctor Zachary Walker prepara su cena, pero lo interrumpimos.

-¿Por qué la risa es clave para el aprendizaje?

Si uno ha tenido un día malo o estás triste o enojado, es difícil aprender, porque estamos muy consumidos con lo que nos está pasando; es difícil que nuestro cerebro pueda aprender y retener lo que aprende. La risa puede romper con esas emociones. No significa que con la risa ya no vamos a estar tristes, pero puedes aprender mejor. Otra razón es porque a la gente le gusta reírse.

-¿El profesor tendría que aplicar una suerte de pedagogía del humor?

Creo que los profesores se enfocan demasiado en enseñar y no en aprender. Y si entendemos que el reírse llevará a aprender, entonces esa es una de las muchas herramientas. Se pueden hacer bromas bastante tontas, pero si haces que te da risa, los estudiantes se reirán contigo. Yo realmente hago eso, es una experiencia personal.

-¿Cómo descubre que usando la risa en sus clases podía enganchar mejor a sus alumnos?

Me di cuenta de que cuando los niños se divertían más, aprendían más. Pero luego cuando estaba estudiando neurociencia me di cuenta de que las emociones eran la puerta de entrada al aprendizaje. Me gusta decir que el jaja te lleva al ¡ah!, ¡ah! (ríe).

-Si las emociones son la puerta de entrada al aprendizaje, ¿también podemos aprender si despertamos en nosotros la compasión o la rabia, por ejemplo?

Sí, sí, sí… Si estamos inmersos en una experiencia emocional, vamos a aprender más. Pero hay que tener mucho cuidado cuando estamos manipulando emociones como la tristeza, el enojo e incluso la compasión, especialmente con los niños y jóvenes.

-¿Una clase podría ser como una obra de teatro?

Sí y no. Es bueno que el profesor sea gracioso, pero también los estudiantes son graciosos, así es que es bueno, por ejemplo, dejarlos que pongan un video de YouTube que es gracioso.

-Entonces, ¿qué es ser profesor?

Yo creo que el profesor es un técnico de aprendizaje. Nuestra tarea es encontrar todas las herramientas para que los niños aprendan.

-¿Qué es importante aprender en la escuela?

Todos los niños tienen diferentes necesidades, pero en general creo que es aprender cómo ser un buen miembro de la sociedad. Lo más importante es aprender a amar. Y finalmente, es muy importante leer; para ganar todas las habilidades académicas, lo importantes es leer y aprender a leer.

-¿Aprender a ser un buen miembro de la sociedad no se debe aprender en casa, sobre todo?

Sí, ¿pero todos los niños tienen esa oportunidad?

-Es cierto… Por la pandemia se han reforzado los beneficios de la virtualidad, pero, conforme pasa la pandemia, despierta la necesidad de volver a la presencialidad. ¿Es fundamental retornar a las escuelas físicamente?

Hay un componente social que es muy importante al aprender en persona. Pero también hay lecciones que a uno lo atrapan más cuando son en línea. Si hablamos de lugares muy remotos, se le puede brindar la tecnología y eso sería muy beneficioso. El componente presencial es muy importante para el aprendizaje, pero no es la única forma.

(Pide permiso para retirarse por unos segundos porque algo se está quemando en su casa).

-¿Se quemó algo?

La cena (risas).

-Esta noche no cena.

Sí, pero será algo diferente (ríe).

-Retomando, ¿qué diría que aprendió en la escuela?

(Se queda en silencio). Creo que aprendí a cómo seguir un sistema. Y aprendí a ser curioso por mi familia.

-¿Cuando salimos de la escuela estamos listos para saber quiénes seremos en el futuro?

No. Ni siquiera yo sé qué haré en el futuro. Por eso es que enseñar a las personas cómo aprender y cómo ser curiosos es importante. Estoy trabajando con estudiantes de universidad y lo más difícil es que dejen de enfocarse en las notas y que se enfoquen en aprender.

-¿Usted ya aprendió a aprender?

Sí, trato. Busco diferentes fuentes de información. No confío solo en una fuente ni en la más grande o importante. La risa me sirve para aprender.

-¿Qué lo hace reír?

Las cenas que se queman.

AUTOFICHA:

-“¿Qué edad tengo? Déjame recordar: sí, tengo 46 años y nací en Estados Unidos. Aprendí mucho a viajar, aprendí de las culturas de las personas. He trabajado más o menos en 40 países, lo que me ayudó mucho a aprender de humanidad. Pero todavía no conozco el Perú”.

-“Actualmente, soy el director del Departamento de Psicología y Desarrollo Humano en UCL. Pienso en lo que puedo hacer mañana porque yo realmente creo que las pequeñas cosas son las que tienen mayor impacto, y no puedes lograr tus sueños sin levantarte y hacerlo”.

-“(Sobre lo que ocurre en Ucrania), creo que todas las guerras son bastante tristes, pero es importante recordar que este es uno de los momentos más pacíficos en la historia; entonces, sin que deje de importarnos qué de malo está pasando, tampoco hay que dejar de ver las cosas buenas”.

FUENTE: Peru21

También te puede interesar:

Sesión de aprendizaje socioemocional

Portal Docente al Día

Síguenos en Facebook

No se olviden de compartir la publicación en vuestras redes sociales...